16/5/2011

CATWOMAN Y SU GUARDARROPA


Vamos a hacer un repaso por la historia comiquera del traje de Catwoman, la felina enemiga del hombre murciélago y amiga de cambiar de vestuario casi tanto como de bando. Ahora que Anne Hathaway va a interpretar al personaje en la próxima Bat-película -aun no sabemos que pinta le van a dar- es momento de chequear sus distintos trajes, máscaras y peinados a lo largo de los años. Y eso nos va a servir para hacer un somero resumen de TODA la historia del personaje, ya que estamos.

Catwoman debutó en el número 1 de la colección "Batman", primera revista dedicada en exclusiva al cruzado de la capa (cuya primera aparición fué en "Detective Comics" nº27). Estamos en el año 1940 y la gracia del traje de Catwoman reside en el hecho de que...bueno, de que no tiene traje. Asi pues, la primera aparición de Selina Kyle es en la forma de una bella ladrona de joyas maestra del disfraz pero sin uniforme de faena. Bob Kane describió a su protagonista como un cruce entre la sexy actriz Hedy Lamar y la novia del propio Kane en aquella época. El recien nacido mito de la cultura popular se hace llamar "La Gata". No obstante la situación no tardó en cambiar. En el siguiente número de la colección ya empezó a llevar capa amarilla, y una mascara de gata peluda, siendo honestos, bastante lamentable. Esta horterada culminó con el traje completo de pelos de gato que apareció en el número 10 de la colección. Un delirio de lo más “kitsh”. Aqui un collage de tan curiosa evolución:




Un poco de asquito, si. Menos mal que hacia la mitad de los años 40 apareció el traje clásico de Catwoman, con el morado como color estrella, que le seguirá incluso en las versiones modernas. Este disfraz le duró muchos, muchos años.

Por esta época, en 1962 concretamente, nos enteramos que Selina era una ladrona porque (atención) ¡¡tenía amnesia!! Tras darse un golpe en la cabeza recupera la conciencia y tanto Batman como los lectores descubren asombrados que Selina es simplemente una tímida azafata de avión que tras propinarse un golpe similar se convirtió en una criminal sin tener ni idea de lo que estaba haciendo, tras lo cual promete reformarse.

Era evidente que tan peregrina retirada de un personaje con tantas
posibilidades no iba a durar mucho. Un tiempo despues, reinstaurada en la sociedad trabajando en una tienda de animales, Selina lee un articulo en el periodico sobre su captura, el cual hace apología de la pericia y habilidad de Batman al atraparla. Esto, unido a las mofas de los vecinos sobre su pasado, la hacen volver a ponerse el disfraz de gata en busca de la emoción y el respeto que había perdido. A pesar de encontrarnos ante una historia desenfadada propia de la maravillosa época que nos ocupa, se sientan bases en este periodo que serían fundamentales en posteriores renovaciones del personaje. Por ejemplo su amor a los animales y el importante concepto de la transformación en Catwoman a causa de la falta de amor y respeto que Selina tanto parece necesitar. Dije que el sexy traje morado con falda le duró muchos años y de hecho fue así, aunque con algunos altibajos. La razón de los mismos se llama "Batman", el show televisivo de Adam West que presentó a Julie Newmar maullando con un vestido gatuno con pantalones y cuero ajustado, que empezó a marcar la tendencia también en los tebeos. Me pregunto cual sería la razón...



Para que nos vamos a engañar, a este diseño de traje se le podía sacar mucho partido. Algunos ejemplos comiqueros en etapa sesentera-setentera:



Aqui cruzándose con una Lois Lane vestida con la misma ropa. La pesadilla de toda fémina.


Y aqui encontrándose con Wonder Woman, cuando ésta también estaba sufriendo bizarras evoluciones en su traje.

Pero siempre acababa volviendo al morado con capa y piernas descubiertas. Y siempre fluctuando entre la locura y la cordura. A veces aliada de Batman, a veces enemiga. Poco despues, en la magnífica historia "La autobiografía de Bruce Wayne" (podeis leerla en el descatalogadísimo tomo "Las Mejores Historias de Batman" si es que teneis suerte de encontrarlo)cuando nos enteramos de un curioso dato sobre Selina. Aqui totalmente reformada y ayudando a Batman a capturar al Espantapájaros, confiesa que en realidad nunca tuvo amnesia, y que en realidad se convirtió en Catwoman debido a la rabia por los abusos que sufrió por parte de un marido con el que pasó sus primeros años de juventud. Era un hombre rico que la pegaba y del que se vengó robandole todas sus joyas con la identidad de la gata. Dándose cuenta de la independencia y libertad que le daba el crimen, decidió entregarse a él por entero. Tras confesarle Bruce su identidad y compartir la historia de sus tristes vida, se casan.


Y este es el final de la continuidad de Catwoman en la epoca dorada de DC. Nos plantamos en los 80 y Frank Miller establece una nueva continuidad para el hombre murciélago con "Batman:Año 1". Y nuevo origen para la gata. Selina Kyle es ahora una prostituta sadomaso que convive con una joven lesbiana llamada Holly (que falleció asesinada en una historia de complemento de Batman) y que se transforma en Catwoman inspirada por esos rumores de un hombre vestido de roedor volador que corretea por ahi.

Con el que compartirá algo más que inspiración.

En “Catwoman: Her Sister´s Keeper”, una Selina con claros problemas psicológicos se vengará de su antiguo y retorcido protector, poco después de descubrir que fue entrenada en las artes marciales por el mismisimo Wildcat, miembro de la Sociedad de la Justicia de America. También nos enteramos de que su hermana es monja, por lo que estará muy ligada a su congregación y siempre que puede les echará una mano. Catwoman cada vez es menos villana y más anti-heroina. Como se ve en la imagen superior, su traje es ya del todo cuero ajustado.

No tardó en aparecer la primera colección de Catwoman como protagonista. En ella, a pesar de mantener su reputación de fuera de la ley, Selina es una heroina total a lo Robin Hood, solo roba para ayudar a los inocentes, y esta metida en todo tipo de causas como ONG´s y protectoras de animales, tema que le afecta profundamente, como es lógico. Convive con otra chica adolescente llamada Arizona parecida a Holly, ya que parece que su recuerdo aun la persigue (Miller ya daba a entender que tuvieron una relación sentimental). Jim Balent comienza a dibujarla y nos regala la Catwoman más curvilínea de todas, con un traje que le duró bastantes años tambien:






Durante este periodo, Selina se embarcó en todo tipo de aventuras y peripecias siempre por una buena causa, incluyendo robos de altos vuelos, espionaje internacional e incluso arqueología. Sus historias se llenan de secundarios y villanos recurrentes salidos de la pluma de Chuck Dixon y la estupenda Devin Grayson entre otros.

Y llegamos a la versión actual. Tras desaparecer misteriosamente y creersela muerta, Selina reaparece una vez más para ayudar a los menos favorecidos y embarcarse en geniales tramas policiacas con ambiente de cine negro. Ed Brubaker a los guiones nos regaló quizá la mejor etapa del personaje. La primera saga nos presentó una trama de asesino en serie con un final sorprendente. Y como curiosidad, se "resucita" a Holly, la amiga lesbiana, de cuya muerte probablemente no se acordó nadie en DC. No obstante, los fans tienen más memoria y mandaron cartas pidiendo explicaciones, a las que DC contestó con gran humor encargando una breve historia a Brubaker en la que se explica porqué Holly no seguía en la tumba, con un resultado más que curioso. Selina ahora tiene un traje oscuro, unas gafas muy funkys y el pelo corto. Y las portadas de Adam Hughes son infartantes:







Actualmente la felina comparte colección de féminas con Hiedra Venenosa y Harley Quinn (Musas de Gotham, se llama el invento) y sigue dejándose ver en el Bat-verso cuando se la requiere.

Y esto es todo amigos. Bueno, al menos hasta el siguiente cambio de traje, claro.

5 comentarios:

Belknap dijo...

Mr. WolfVille, muy buena monografia sobre tan bello personaje, un saludo.

miquel zueras dijo...

Muy buen repaso por los modelitos de Catwoman. Leí que cuando se preparaba "Batman Returns" Sean Young entró en el despacho del productor vestida de Catwoman, maullando y a cuatro patas para convencerla que le diera el papel que terminó haciendo Michelle Pfeifer. Qué humillante para la pobre Sean. Borgo.

Wolfville dijo...

Muy cierta la historia. La típica anécdota de la cual nos hubiera encantado formar parte XD Imaginemos por un momento la cara de Tim Burton cuando vio aquello viniéndosele encima.

Un saludo a ambos!

Juls dijo...

De los mejores personajes del universo de DC, sin duda. Y de los mejores vestuarios también.

Santiago Bobillo dijo...

Guau, un artículo muy completo, gran trabajo.