14 mar. 2011

TIMOS LOVECRAFTIANOS

Señores magistrados, nos encontramos a punto de juzgar un grave caso de lo que podría denominarse un soberano TIMO LOVECRAFTIANO.


Acusado: "The Shuttered Room" (Aqui maravillosamente titulada "¿Por Qué LLoras, Susan?") un film de Troy Shenck estrenado en 1966.

Razones para la acusación: Para empezar ni siquiera está basado en un relato de Lovecraft, sino en "La Habitación Cerrada": uno de los pastiches de August Derleth, albacea espiritual y editor póstumo de H.P. Lovecraft, además de perpetrador de muchos aciertos y alguna que otra tropelía con el legado de su amiguete, como en el caso que nos ocupa, hacer pasar por una "colaboración póstuma" lo que no eran más que ideas apuntadas a vuelapluma por Lovecraft -a veces una simple frase- y que el señor August transformaba en un cuento. Sus relatos atmosférico-pulperos basados en los Mitos de Chluhu(o como se escriba eso, que no tengo ganas de consultar la wikipedia) son divertidos y apreciables -la rebaja de densidad con respecto a los que escribió H.P. a veces es de agradecer-, pero al fin y al cabo en la película solo respetaron el nombre del relato original (y en España ni eso).


Segunda y más importante razón: La historia -que cuenta como una parejita vuelve al pueblo donde nacio la señora para reencontrarse con una pesadilla escondida en el desván que la atormentó de pequeña-, si bien comienza con ciertos toques propios del escritor de Providence, la cosa enseguida se diluye hacia un psicodelismo sesentero mezclado con inquietantes ecos de la "nouvelle vague". Bajo un barniz de fotografía luminosa y planos aburridos hasta decir basta, salpimentados por una absurda -e irritante- música de free-jazz trompetero, encontramos un desolador panorama de moteros, telarañas de caramelo, peleas de artes marciales, amenazas sobrenaturales tan terroríficas como una panda de catetos borrachos y una especie de bruja con aguila de mascota que vive en un siniestro... ¡faro! -encima a plena luz del día, siempre-. Todo lo cual logra evaporar cualquier tipo de atmósfera siniestra, terrorífica o simplemente misteriosa que el nulo argumento pudiera tener. Y para mayor escarnio, el primigenio monstruoso que habitaba el desván en el cuento de Derleth, aqui resulta ser una hermana borderline de la prota, a la que tenían encerrada en lo más alto de la casa para evitar que hiciera estragos con todo bicho viviente que se cruzase. ¿Donde está Jane Eyre cuando se la necesita?

Ah, y sale Oliver Reed en un papel bastante estúpido y con un look a lo Dani Martin, de El Canto del Loco. Sin Comentarios.


Veredicto: Detalles como un argumento sembrado de moteros camorristas, parejitas gazmoñas, jam-sessions de saxofón, chicas en bikini y atmósfera de chiringuito playero, no nos dejan lugar a dudas de que, en efecto, estamos ante un glorioso (a la par que lamentable) TIMO LOVECRAFTIANO.

No acepte imitaciones.

6 comentarios:

miquel zueras dijo...

Desgraciadamente, Wolfville, Lovecraft no ha tenido mucha suerte en el cine. En esta película hay escenas tan poco creíbles como ver a Gig Young en plan Bruce Lee.
Parece ser que Derleth aprovechó algunas obras que Lovecraft tenía bocetadas, mi preferida es "El destello en el campanario". Saludos. Borgo.

La Caja de Pandora Magazine dijo...

Miquel tiene toda la razón, Lovecraft no ha tenido mucha suerte salvo en The Call of Cthulhu, la peli muda de hace unos años hecha por la sociedad de amigos de Lovecraft, que es muy buena.
Esta es una basurilla de tres al cuarto sin mayor pena ni gloria.
Saludos

Belknap dijo...

Mr. Wolfville, aun no la he visto, pero es posible que sea tan, tan mala, ¿ no hay nada que la salve ?, ¿ ni siquiera Reed ? Saludos.

El Abuelito dijo...

Personalmente el estilo voluntariosamente moderno -que hoy, por eso mismo, queda tan antiguo- me resultó absolutamente insufrible... He de confesar que lo mismo que usted la bajé (¡menos mal que no la compré fiado en las opiniones de quien la califica de obra casi maestra!) y a mitad de la abandoné... Lovecraft puede que sea difícil de adaptar, pero es que esto es, además, un atentado a la narración cinematográfica... y un tostón de moito carallo!

Anónimo dijo...

Perros Andaluces y/o Bastardos Malagueños: por favor pásenme vía facebook o bloguil los títulos de diez correos electrónicos que les haya mandado. Es urgente. Los necesito para recuperar mi cuenta de hotmail. De ahí les explico, si gusta...

The Joderman.

PD.- No les he olvidado, lo juro por Dios. Todo, todito, toditito será compensado. Y con creces.

Wolfville dijo...

-DE VINIETAS O VIÑETAS QUE NO ES LO MISMO PERO ES IGUAL...‏

-OTRO JOKER, DE VINIETAS O VIÑETAS QUE NO ES LO MISMO PERO ES IGUAL...‏

-¿Puedo pedirte un favor?‏

-Adolescentes cazafantasmas victorianos, XDDDDD...

-Por cierto (a manera de tardía P.D.):‏

-PD2:‏

Jelouuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu...

-PD9, creo...‏

-PD...‏

Estos los 9 títulos que tengo yo, mire de ver si maese ignatius tiene algunos más.