11 ene. 2010

SOLOMON KANE - Entre Lo Prometedor y lo Olvidable


Al final fue una decepción, aunque moderada. Nadie le va a quitar al señor Bassett el mérito de haber apostado por un personaje menos conocido del imaginario del gran Howard (en lugar del omnipresente Conan), ni mucho menos el haber apostado por una estética feísta y muy negra en su dirección -que cuenta con momentos muy logrados-. Ni siquiera veía yo tan mal aquello de hacer una historia de origen con un personaje que, en realidad, no la necesita. Al fin y al cabo, sin ser un "blockbuster", la pela manda, y por mucho que sus responsables se enorgullezcan del relativo desapego con respecto a la industria hollywoodiense, no hay que olvidar que "Solomon Kane" tampoco es cine independiente que digamos y que alguien tendrá que pagar por ir a verla.

¿Pero realmente esta es la mejor historia con la que se podía contar? Nadie está buscando a estas alturas que alguien descubra la piedra filosofal de los argumentos(sigo pensando que ya está todo hecho y escrito, por mucho que digan) y tampoco soy el mayor enemigo de los tópicos que existe. Al fin y al cabo, siendo un enamorado de los pastiches, los comics "old-fashioned", los folletines, la ciencia-ficción arcaica, etc... pues tengo bastante tolerancia hacia los "clichés", pero es que una historia tan sumamente manida, tan previsible, tan aburrida en su concepción mil veces vista, con tan poca voluntad por contarnos la misma historia de siempre de un modo si no fresco, al menos entretenido, lo único que consigue es crear un bloque entre el espectador y la historia. Una trama con excelente fotografía, efectos, decorados, vestuario, interpretaciones -especialmente la del genial James Purefoy en el papel protagonista. Un chavalote que ya nos maravilló en la serie "Roma"- sin duda se merecía un desarrollo mejor llevado y algún detalle ( con uno o dos me conformaba) que tuviera un mínimo de originalidad. Pero esta trama de redención estilo "Motorista Fantasma" de la que te sabes el final casi a los diez minutos de metraje a mi lo que me produjo fue un sopor ocasional del que solo me rescataron algunas escenas de lucha que al menos retenían algo del salvajismo de los cuentos originales.

Porque una vez más estamos ante el pecado de ser fieles a la forma y no al fondo. Tenemos un acercamiento ejemplar a la estética Howardiana -oscura, sangrienta y algo deprimente-, en una atmósfera llena de barro y anti-estética que no hubiera encajado en un film más convencional. Pero esas reflexiones religiosas no aportan nada a un personaje que era un Puritano "de corazón pagano", que nunca tuvo luchas existenciales ni, desde luego, al demonio siguiéndole para cobrarse una peregrina deuda. Ver al héroe de Howard curándose las heridas en un monasterio (del cual le expulsan al poco sin demasiada razón), convirtiéndose en puritano más por afinidad estética a sus nuevos amigos que por convicción y lloriqueando borracho en una taberna tras enterarse de la supuesta muerte de la chica que quiere rescatar nos hacen preguntarnos si es verdad que Bassett conoce el universo literario de Solomon Kane tanto como asegura en entrevistas o se ha dejado llevar por una ilustración superficial del ambiente y tono de los relatos. Por algunas pinceladas en el cuento "La Llama Azul de la Venganza" en la que Solomon hace referencia a un pasado maldito, no justifica esta historia tan sosa sobre un personaje malo primero, después bueno, después malo otra vez, después regular... y en fin, el trivial lío traído por los pelos que presenta el guión. En el que mejor no hacer mención a un final estrambótico tan lamentable y absurdo como no se ha visto desde hace años.


En fin, esperaremos a las próximas películas de "Conan" y "Kull" para ver como se sigue expoliando erróneamente el legado de Robert Howard. Porque si "Solomon Kane", a pesar de sus errores y estupideces, es una versión al menos decentilla del universo del escritor de Texas, no quiero ni imaginarme lo que saldrá de dos proyectos totalmente amparados por "majors" hollywoodienses y encima deudores de anteriores versiones de ambos personajes.

1 comentario:

Spiderignacio dijo...

Noveh colega, creo que la has puesto peor que yo.

Pero bueno, imagino que a ti, como fan más auténtico de Howard, te ha dolido más que a mi el peliculón.

A ver si aprende de la lección y en la proxima adapta mas fielmente los relatos sin 'historia de origen profunda' y el dire aprovecha su poca gracia en el desarrollo de los personajes, para centrarse en la ambientación, una buena historia de aventuras, chulerias a lo Howard y mandobles a cascoporro.

Sobre lo nuevo de Kull y Conan, Dios dirá...