21 oct. 2009

"BATMAN BEGINS" Y "EL CABALLERO OSCURO" De Christopher Nolan


En fin, que decir de dos de mis películas favoritas. Estos dos días pasados me las revisé por enésima vez y siguen flipándome como el primer día. Desde que Nolan nos devolvío al Batman de los comics en la primera entrega de su díptico (en 2005), el personaje ha experimentado de nuevo un auge como no vivía desde la Batmanía tardo-ochentera. Yo viví aquella época, que fue cuando me hice fanático del murciélago de por vida, así que volver a ver al cruzado con capa en lo más alto, y encima gracias a dos películas que rebosan emoción, amor por el personaje y calidad por los cuatro costados, es algo estupendo.

Nunca estaremos lo suficientemente agradecidos al señor Nolan por habernos entregado al Batman cinematográfico definitivo. Con todos los personajes -si, ¡todos!- casi calcados de sus versiones viñeteras y llevados a un nuevo nivel. Con un caballero oscuro con todas las letras, alejado de las bufonadas de Adam West (pese a todo estupendas) y de las patochadas de Joel Shumacher (horrendas entonces, ahora y siempre). Una saga que esperemos que nos dé más alegrías en el futuro, aunque por desgracia ya no contaremos con la magnífica interpretación de Heath Ledger como el Joker. Aunque si el asunto se reduce a estas dos maravillas, podemos darnos por satisfechos. La segunda parte mejoró la primera, así que no sabemos si es posible que nos entreguen algo todavía mejor que estas dos joyas.