10 oct. 2009

"ÁGORA" De Alejandro Amenábar


La superproducción más cara del cine español actual me ha dejado tan frío como sus imágenes, sus personajes y su trama. Salvo ciertos momentos de mérito -y hay que reconocer que estéticamente el film esta muy currado-, todo lo que acontece durante el metraje esta llevado con una apatía y una sensación de dejadez que me hace cuestionarme el supuesto amor que siente Amenábar por la astronomía o por el personaje que esta homenajeando, Hipatia. Todos los tópicos del cine histórico se repiten en un moroso desfile de postalitas sin demasiada garra. No puedo decir que es mala, ni buena; ni que me ha aburrido ni que me ha divertido... en fin, todo me parece tan soso como el rostro y la interpretación de Rachel Weisz. Una película que no me ha hecho sentir la más mínima emoción -dándome igual el destino de todos los personajes- y que temo que olvidaré en un par de días como mucho. O Alejandro vuelve a brillar en el cine de género (suspense o terror) o esto va a parecer el desbarre artístico de un cineasta que quiere picotear en todos los géneros. Aunque alguno de estos se le de regulín.